Mostrando entradas con la etiqueta poesía. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta poesía. Mostrar todas las entradas

Amigos de interior





Qué difíciles de mantener son
los amigos de exterior.

Si lo consigues, luego te alegras,
son vistosos de lucir y mostrar
con sus flores delicadas
de colores de sol.

Te felicitarán por ello.
Amigos de pétalo lírico
y pistilo refinado
que no admiten el riego
vulgar como sustento.

Me conozco bien, olvidaría
sacarlos a los balcones,
ni hablemos ya de masajearles
el sustrato.

En mi casa, sin galería ni expositor,
me he decantado, prudente,
por el cultivo exclusivo
de amigos de interior.

Los amigos de interior, bien es sabido,
requieren un mantenimiento menos exigente.
Les alimentas cada tanto
y te lo agradecen enseguida.

Con su verde intenso y
su sombra fresca,
en cualquier ubicación
hallan su hábitat.

Nada más verte, despiertan
de su ligero letargo
y extienden sus raíces
profundas en la tierra.

Amigos de hoja fuerte
que no se exponen en concursos
de quién sembró mejor ni de cuántas flores
me has echado esta primavera.


Antes toda yo era campo



Antes toda yo era campo
silvestre y verde,
carne blanda expuesta
a la luz y a los pájaros.

Luego me fui edificando.
Ya tengo techo y habitaciones,
tengo penumbras,
agua corriente y armarios.

Cuando llueve, ya ni me entero.
Cuando hace calor, enciendo el frío falso.
Si sopla el viento, mis cabellos
siguen estáticos.

No me siento, en cambio, tan yo
cuanto más me voy terminando. 


Red ant




Blue, the brightest bluest skies,
the greenest paths to nowhere known.
Following steps, leading steps.

Yellow flowers on my feet
drowning like salmons
trying to climb backwards,
but they're still going forward,
they're still moving along
and I want to go with them.

What's wrong with me?
What makes people go away
and never miss or doubt
or question or say "hello" ever again?
Am I so expendable?
Am I just to use and to throw?

A one and only hit,
a treasure of the past
or even none of that.
I was never someone.

I'm unmemorable.
I'm the red ant, squeezed under
the unconscious black shoes
of the crowd.

I'm a shadow with no object,
shivering. No vanishing point.
The failure of an architect
that made the structure fall down.

What am I supposed to try?
What else do I have to prove?
The wind blows on my neck
but I'm stuck in this ball of wool
that nobody knits anymore. 

-

Hormiga Roja

Azules, los cielos más azules y brillantes,
los caminos más verdes hacia lo desconocido.
Pasos que siguen, pasos que lideran.

Flores amarillas en mis pies
ahogándose como salmones intentando
trepar hacia atrás,
pero siguen yendo hacia adelante,
continúan avanzando,
y yo quiero ir con ellas.

¿Qué hay de malo en mí?
¿Qué hace a la gente alejarse
y jamás echar de menos o dudar
o cuestionarse o decir "hola" nunca más?
¿Soy tan fácil de sustituir?
¿Soy de usar y tirar?

Un único éxito,
un tesoro del pasado
o incluso nada de eso.
Nunca fui alguien.

Soy irrecordable.
Soy la hormiga roja aplastada bajo
los inconscientes zapatos negros
de la multitud.

Soy una sombra sin objeto,
temblando. Sin punto de fuga.
El fallo de un arquitecto
que hizo caer la estructura.

¿Qué se supone que debo intentar?
¿Qué más tengo que probar?
El viento sopla en mi cuello,
pero estoy atrapada en este ovillo de lana
que ya nadie teje.


1 de mayo de 2017

Soledad inmensa



Soledad inmensa. Inmensa. Por todos lados soledad.

No es nada, es vacío, es oscuridad y es un baño de luz cuando apetece oscuridad. Es eco en las habitaciones y es presencia, presencia aunque aquí no haya más que ausencia.

Tú tan lejos, y yo, que me esfuerzo por atar los extremos de las cuerdas que se van quebrando, desgastados por el roce de las estaciones.

Es mi vida. Es mi vida lo que tengo y mi rumbo lo que queda por decidir. Y esta soledad muda, hueca, se apodera de las imágenes que intentan llegar a la meta, en la terrible estampida que atraviesa mis sesos. Se aprietan, se empujan, se expulsan unas a otras de la pista de competición, las imágenes. Compiten sin reparo. Y siempre llegan las mismas a romper la cinta, mientras yo curo las heridas de los eliminados, allí detrás. A lo lejos, en la meta, escucho aplausos y me pregunto si alguien me los dedicaría a mí.

Soledad. Desde siempre. Y ahí sigues, impertérrita.

Soledad inmensa. Descomunal, soledad como nunca.

Por toda la casa, en los huecos de los estantes y de las paredes, entre los muebles, y sobre ellos y debajo también.

Soledad silencio. Soledad manto de estrellas. Soledad noche en vela.

Pero también soledad conversación. Soledad compañera. Dolorosa soledad de los que no la desean.

Quédate conmigo esta noche, busca alguna excusa y miente, no hay por qué estar donde se debe.

En el centro de la Tierra hay un punto hacia el que todos los demás convergen. Es allí, allí está su residencia y así es como se mueve. Hacia todo, sin reparo. Sin lástima, como la muerte.

Sparrow



Wide,
like the opened eye
of this sparrow
limited to fly,
inside a narrow
cage.

From the cloudy sky,
above a dark sand
beach, into the black woods
of burnt trees.
I feel the beats
behind my eyes,
blood begins
to sing.

This is me, this is me,
and all those breasts
and hips I’ll never be
jump and shout
around my street.

Little bird who ate no more,
I didn’t misbehave at all.
The more you are,
the more they want
to put their finger on.

Me despierto




Me despierto persona, me acuesto mujer.

Me despierto de otro planeta, me acuesto humana.

Me despierto aséptica, me acuesto emoción.

Me despierto con la vida por delante, me acuesto con un aborto de ideas no natas.

Me despierto agitada por un sueño que ya no recuerdo. Me acuesto serena y ya no sueño.

Me despierto para otros, me acuesto para nadie.

Me despierto y, nada más izarme con el simple gesto de doblar la sábana en triángulo para salir del lecho, mi pie derecho descalzo roza levemente el suelo frío y, enseguida, el pequeño universo ingrávido de mi habitación se contrae en un bucle de avance y retroceso continuo que levanta mi pie derecho, lo devuelve a la cama, desdobla el triángulo, me arropa hasta la barbilla, me gira a un lado y me cierra los párpados.

Me despierto.